Tarjetas de visita, todavía relevantes?

Tarjetas de visita, todavía relevantes?

Algunas presonas creen que las tarjetas de visitas están muertas. Plataformas de administración de contactos como LinkedIn o Evernote y las redes sociales las hacen obsoletas, no hay nada más equivocado. Si bien las plataformas digitales nos abren muchísimas ventanas a nuestro público y contactos, al contrario de eliminar la tarjeta de visita, nos ha direccionado hacia una nueva manera de usarlas.

En un mundo cada vez más digitalizado las tarjetas de visita ganan una nueva importancia y operan como una extención de nuestra marca, atrás quedaron los días en los que se usaban para intercambiar información, ya que en efecto, para eso están las aplicaciones móviles, LinkedIn y similares; hoy por hoy, una tarjeta de visita opera como una representación física, táctil, visual y presencial de nuestra marca, por lo cual tenemos que asegurarnos de dar una buena (primera) impresión.

Algo muy importante para mi compi (y tomo su palabra para mi como escrita en piedra) una buena tarjeta de visita en términos de marketing es como estrechar la mano a otra persona, se imaginan dar la mano a alguien y encontrarse con una mano blandurria? pues para él, esa es la impresión que dejan las tarjetas impresas en papel delgaducho y blandengue, que probablemente se va a deteriorar en cuestión de horas. Dicho esto, una tarjeta impresa en el gramaje adecuado (sin tener que ser una tarjeta de concreto), con la textura y solidez que aporta ya tiene un gran porcentaje a favor de la marca. 

Conoce tu público: Existen miles de diseños y tipos de tarjetas de visitas (algunas memorables y otras no tanto), pero por encima de las tendencias de diseño, tipo de impresión, tintas o gramaje del papel, lo que debemos tener claro es a nuestro público receptor de las mismas. Quienes van a recibir tus tarjetas? personas del mundo corporativo? Amas de casa? tienes que pensar en que estas tarjetas puedan convertirse en una excelente excusa para conversar con un potencial cliente y probablemente a un alto ejecutivo no le impresionen ni le genere confianza ese diseño multicolor que acabas de extenderle.

Sé coherente: Al escoger materiales de impresión no unicamente debes consultar con tu bolsillo, debes saber asociar qué tipo de materiales usar para hacer tus tarjetas; por ejemplo, el uso de papel reciclado con algunos granos de textura quedan geniales en una tarjeta de un centro de jardinería o negocio de productos orgánicos, mientras que una impresión en papel de lino, de corte clásico y golpe seco nos orienta a un negocio profesional y serio. Piensa en los colores de tu marca y el diseño de tu website, las tarjetas deben ser una extensión visual y táctil de estos elementos.

Existen muchísimos consejos y todos muy diversos a la hora de diseñar tarjetas de visita, pero puedo resumirte algunos que son útiles y se aplican casi que a cualquier negocio.

1. Tu logo oficial es la base del diseño. Debe ser el elemento más grande y relevante del diseño de tu tarjeta.

2. A veces menos es más. establece la información relevante y edita lo más que puedas lo que compartes en la tarjeta, una recarga de información no siempre produce el efecto deseado y satura al lector.

3. Incluye tus datos de contacto más importantes. Nombre, teléfono, e-mail, website.

4. Ten clara una paleta de colores, ésta debe estar en tu manual del logo y si no la tienes pídele a un diseñador que haga un estudio de color para ti. El uso inteligente de una paleta de colores, nos otorga de un importante elemento a la hora de crear una imagen coherente en todos los soportes de nuestra marca.

5. Debemos escoger una tipografía acorde a nuestro logo, que sea fácilmente legible en el tamaño de la tarjeta. (Sabemos que te gusta comic sans, eh pillín! pero te diré algo: Es una typeface horrible y no funcionará en ninguno de tus diseños!! La mayoría de diseñadores la detestamos, no por ser lo que és, sino por el uso indiscriminado que se le ha dado a lo largo de los años)

Ésta es mi tarjeta de visita, han de notar que hay un par de consejos que me salto pero puedo argumentar que detrás de toda la info que quise incluír (toda para mi muy relevante) hay un cuidado diseño tiporáfico que hace que la tarjeta sea divertida y a la vez invite a la lectura. Con ella quería lograr que la gente viera lo que hago, porque a la hora de hablar de Hey Cucu, a muchos les cuesta definirme en una sola frase, de manera que en esta tarjeta quise incluir los servicios que considero relevantes con una pequeña muestra de mi trabajo (elementos de diseño tipográfico e ilustración). Las repartí por primera vez en la feria de Oropesa y pude notar cómo muchos se quedaban tocando el papel (usé un papel ecológico, texturizado y con un acabado muy cercano al usado en invitaciones de bodas) y leyendo el texto con atención.

Espero que estos tips hayan sido de ayuda, quiero recordar que en mi CUSTOM BRANDING PACK incluyo el diseño de la tarjeta de visita que, aunque no deja de ser un diseño básico y genérico por ser parte de un pack lowcost, creo que cumple con los estándares aquí planteados y además es un diseño que se puede adaptar fácilmente a cualquier negocio sin perder el horizonte de cada uno. Si quieres un diseño a medida de tarjetas de visita, no dudes en contactar conmigo y juntos pensaremos en algo que se adapte a tu negocio y público. 

 

 

 

 

 

 

 

(1 Voto)